Seguridad infantil en el hogar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

seguridad infantil en el hogar

La Cruz Roja señala que en los hogares es donde ocurren el 80% de los accidentes. Considera, además, que en países desarrollados una de las mayores causas de mortalidad infantil son los accidentes domésticos. Sin embargo, a pesar de que tener técnicas y conocimientos sobre primeros auxilios que nos puede ayudar en una situación de vida o muerte, lo ideal es la prevención. ¿Qué podemos hacer los padres para evitar los accidentes domésticos en niños?

Consejos para una mayor seguridad infantil en el hogar

El niño debe tener libertad para realizar sus actividades, es parte de su aprendizaje vital. Pero supervisar y poner límites es muy importante si queremos minimizar los riesgos. Te dejamos estos consejos que, bien aplicados, pueden aumentar la seguridad infantil en el hogar. Recuerda también que las medidas van de acuerdo a la edad de tu hijo, la idea es que le enseñes mientras va creciendo para ir aprendiendo a discernir el grado de riesgo de las actividades que realice.

Caídas y golpes

Un niño debe moverse libremente por el hogar. Por eso, lo que debemos hacer como padres es retirar del espacio accesible al niño cualquier objeto que pueda provocar un golpe o una caída grave. Además, estar muy atentos a que no se suban al mobiliario de la vivienda, mobiliario que, a su vez, debe cumplir con todas las medidas que recomiende el fabricante (sujeción a las paredes, antideslizantes en la base, uso adecuado según la función para la que fueron fabricados, etc). Otra medida en este sentido es apostar por protecciones como vallas o rejas en escaleras y ventanas, pudiendo optar también por sistemas de bloqueo en algunas puertas cuyos accesos sean peligrosos.

Intoxicaciones o envenenamientos

Muchos medicamentos, productos de limpieza y algunos cosméticos pueden desencadenar intoxicaciones fatales si los ingiere nuestro hijo. Existen cosméticos y productos de limpieza del hogar que cuentan con un tapón de seguridad que evitan que un menor pueda abrirlos. Sin embargo, siempre es mejor asegurarnos de que los más pequeños no tengan acceso a ellos y leer muy bien las etiquetas de dichos productos para tomar precauciones especiales o para saber cómo actuar en caso de ingesta por parte de nuestros hijos.

Quemaduras e incendios

Para garantizar la seguridad de los niños en casa, las estufas, calentadores o radiadores, los mecheros y las cerillas deben estar fuera de su alcance. Además se debe restringir el libre acceso a la cocina, ya que puede ser muy peligroso. Esta zona y este tipo de objetos son las principales causas de quemaduras e incendios en el hogar.

Asfixia, ahogamiento o atragantamiento

Debemos tener especial cuidado con las bañeras y piscinas; no debemos dejar nunca a los más pequeños sin vigilancia. Además, hay que estar muy atentos a bolsas o recipientes con los que se puedan ahogar, así como evitar dejar piezas u objetos muy pequeños en el suelo o en lugares muy a la vista de los niños. En edades tempranas cualquier objeto despierta su curiosidad y una de las primeras acciones que realizan al agarrar algo es llevárselo a la boca.

Además de estas medidas preventivas, las nuevas tecnologías han traído a nuestros días todo tipo de protectores para puertas o ventanas, sistemas de bloqueo, recoge-cables, tapa-enchufes y muchos más accesorios destinados a la seguridad infantil en el hogar que puedes tomar en cuenta para potenciar la seguridad en tu casa. Por otra parte, complementar estas medidas con un seguro de hogar a la altura de tu familia, te proporcionará la tranquilidad y seguridad que necesitas para tus hijos y familiares en todo momento.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *