Rutinas diarias y tareas en casa para niños

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones

¿Sobrevivir con éxito al confinamiento con niños? El secreto está en establecer rutinas y adjudicarles tareas en casa para niños, de una manera divertida, pero siempre contando con la seguridad en el hogar.

Tareas del hogar para niños

Las tareas del hogar adaptadas para los niños nos pueden ayudar mucho en estos días de confinamiento. ¿Por qué?

  • Así, los adultos podemos sentirnos un poco más liberados ante las tareas que pueden llegar a acumularse con toda la familia dentro de casa.
  • Por otra parte, los niños encuentran donde entretenerse y los mantenemos alejados de las pantallas por más tiempo. Una vez que han acabado sus tareas escolares, corremos el riesgo de que los niños pasen demasiado tiempo viendo la televisión o jugando con dispositivos diversos. Dentro de casa, las pantallas son el ocio más fácil.

Sin perder de vista sus responsabilidades escolares y respetando sus momentos de juego libre, podemos adjudicarles tareas del hogar que puedan desarrollar según su edad. Si conseguimos que el aburrimiento no se apodere de ellos y se sientan útiles en el hogar, estaremos contribuyendo en su bienestar emocional y en el de toda la familia. Lejos de parecer una obligación, lo ideal es plantear las tareas domésticas a los niños como un momento divertido que podemos compartir en familia, un valor muy necesario en la sociedad actual, en la que tanto niños como adultos pasamos largas jornadas fuera de casa, separados de los nuestros.

Rutinas diarias para niños

¿Qué tareas pueden incorporar los más pequeños en su día a día? Te proponemos algunas rutinas diarias para niños que pueden ayudar a llevar mejor el confinamiento:

Rutinas para la mañana

La mañana puede ser el momento del día perfecto para dedicarlo a revisar el horario y a realizar las tareas del hogar:

  • ¿Qué vamos a hacer hoy? Te proponemos hacer un horario en grande con una cartulina donde figuren las tareas que vamos a hacer hoy. Los más pequeños se sienten genial si pones una pegatina divertida al lado de cada tarea realizada o cada logro alcanzado.
  • Hacer la cama puede servir para comenzar el día con un poco de orden en el dormitorio. A partir de los 8 años aproximadamente, los niños ya pueden comenzar a interiorizar esta tarea. Si son más pequeños puedes comenzar a enseñarles esta tarea y les puedes solicitar que te ayuden a colocar la almohada o los cojines.
  • ¿Hay ropa para doblar? Los niños de cualquier edad pueden ayudarte con esta tarea, adaptada a sus capacidades. Les encantará clasificar la ropa según el dueño de cada prenda. Incluso si cuenta con tan solo 2 años de edad, puede llevar unos cuantos pares de calcetines a la habitación correspondiente, por ejemplo.

Rutinas para el mediodía

¡El momento previo a la comida de mediodía puede ser realmente divertido!

  • Pídele que te ayude en la comida con tareas adecuadas a su edad. Ya sea remover una mezcla, batir un huevo o ayudarte a preparar todos los alimentos.
  • Solicita que contribuya a poner la mesa. Se trata de una tarea sencilla en la que hasta los más pequeños pueden colaborar, ayudando a llevar el pan, las servilletas o los cubiertos (a exclusión de los cuchillos hasta los 6 años de edad, aproximadamente).

Rutinas para la tarde

La tarde puede ser un buen momento para que realicen las tareas escolares y después podemos reservar algunos espacios para actividades de ocio que también podemos compartir en familia. Te hacemos algunas propuestas:

  • Manualidades. Las hay de todo tipo: collares de macarrones, jarrones de sal pintada con tizas de colores o dibujos usando distintos materiales. Además, te proponemos comenzar con una que te lleve varios días, como un mural con mensajes positivos para colgar en la ventana.
  • ¿Qué tal un video-tutorial de zumba? Un poco de ejercicio puede servir de ayuda para gastar energía, liberar tensiones y dormir mejor por la noche.
  • Juego libre. Los niños necesitan desarrollar su imaginación jugando con aquello que más les apetezca, con sus juguetes favoritos o con cualquier objeto que se encuentren en casa. El cartón de un rollo de papel de cocina puede convertirse en un magnífico catalejo y el sofá de casa el barco pirata más temido.

Rutinas para la noche

Las rutinas de la noche son especialmente importantes porque anuncian el momento de dormir.

  • Acabar el día leyendo un cuento o un libro adaptado a su edad es perfecto para terminar el día.
  • Justo antes de dormir podemos repasar el horario juntos y recordar cuál ha sido el mejor momento del día. Todo ello contribuye a reforzar las emociones positivas del menor y también puede ser beneficioso para el resto de la familia.

Conclusión

Los niños de toda España llevan encerrados en sus casas desde el día 14 de marzo, y aunque desde el pasado día 27 de abril ya pueden salir a la calle durante una hora (y con las medidas pertinentes), los más pequeños de la casa necesitan más actividades y entretenimiento para el resto del tiempo, y ¿qué mejor que una rutina en el hogar?

No obstante, en estas circunstancias, es imprescindible ser comprensivos con su comportamiento e intentar cubrir sus necesidades emocionales, afectivas, sociales, de aprendizaje, de entretenimiento y de movimiento en la medida de lo posible. Y, el establecimiento de rutinas y tareas en el hogar adaptadas a los niños es una manera excelente para conseguirlo.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + uno =