La terminología de los seguros de hogar: ¿sabes por dónde empezar?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 1 valoraciones

Los seguros de hogar se dividen en continente, contenido y responsabilidad civil

 

En este post nos gustaría acercarte a la terminología propia de los seguros de hogar para que puedas entender mejor cómo funcionan y decidir qué coberturas son las que más te interesan para proteger tu hogar.  Precisamente esa es la finalidad de distinguir entre continente, contenido y responsabilidad civil; la posibilidad de poder adaptar la póliza a las necesidades de cada familia y cada hogar.

El continente

Se entiende por continente el conjunto de elementos que forman parte de la construcción de la vivienda: paredes, tejados, suelos… y también las instalaciones fijas, como tuberías de agua y gas, cableado eléctrico y telefónico, calefacción y los sanitarios.

Los  garajes y  las plazas de aparcamiento están cubiertos en el caso de los hogares unifamiliares, pero en bloques de viviendas se consideran privados de uso comunitario.

El contenido

El contenido hace referencia a dos conceptos diferentes: el mobiliario y los Objetos de Valor Especial.

-El mobiliario integra los muebles, los electrodomésticos, los equipos electrónicos, objetos de decoración, la ropa, la comida y otros objetos personales que estén en una vivienda, trastero o cualquier espacio dentro de la comunidad, siempre y cuando sólo pueda tener el acceso a ellos el propietario por medio de una llave.

-Los Objetos de Valor Especial son aquellas pertenencias que tenemos en nuestro hogar y que poseen un valor económico superior comparados con el resto y que se considera que no forman parte del mobiliario común. Estos serían instrumentos musicales, joyas, obras de arte, o tapizados, entre otros.

Tengamos o no objetos valiosos, el seguro de hogar se adaptará al capital del contenido que queremos mantener a salvo de cualquier posible incidencia en nuestra casa.

La responsabilidad civil

Aunque no cubre directamente los daños de nuestra casa, es quizás la cobertura más importante de las que nos ofrece un seguro de hogar. Cubre los daños materiales y personales que podamos causar nosotros mismos o los miembros de nuestra familia (incluidas las mascotas) a una tercera persona de manera involuntaria, que tengan origen directo o indirecto en nuestro hogar.

Esto implica que estaremos protegidos si una baldosa de nuestra casa provoca una caída a alguien, o si un escape de agua acaba inundando el piso de los vecinos de abajo.

En definitiva, las tres coberturas principales de un seguro de hogar son nuestra garantía de tranquilidad ante cualquier eventualidad que nos pueda surgir en casa.

En Seguros Catalana Occidente protegemos tu hogar, tus bienes y tu familia de forma integral para que nada perturbe tu bienestar y tu tranquilidad.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 4 =