Trash cooking: el arte de cocinar sin desperdiciar comida

Es un término muy de moda pero que se lleva aplicando durante generaciones en muchas familias con resultados bastante buenos tanto para la economía doméstica (solía hacerse en tiempos de pobreza) como a nivel culinario. Hablamos del Trash cooking, concepto conocido por muchos como cocina de aprovechamiento. En los últimos tiempos se ha popularizado a través del uso que se le ha dado en algunos de los mejores restaurantes del mundo.

El trash cooking en la actualidad

El Trash cooking, no se basa solamente en aprovechar un producto para ahorrar, sino que se trata de una cuestión de respeto hacia el propio alimento y que, a su vez, ayuda a conseguir un planeta más sostenible.

El desperdicio de comida, ya sea porque la tiramos o se estropea, asciende según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) a un tercio del total de alimentos que se producen para el consumo humano. De esto han tomado buena nota grandes chefs como Quique Dacosta, Ángel León o el propio Ferran Adrià. Estos cocineros se dieron cuenta de que se podía recurrir a esa cocina de aprovechamiento de toda la vida, la que hacían nuestras abuelas, y aplicarla para crear grandes platos sin desperdiciar absolutamente nada de un producto.

El Trash cooking llevado a los restaurantes

De las croquetas y los caldos se ha pasado a un concepto de Trash Cooking más complejo. Algunos de los grandes platos de la actualidad en restaurantes Estrella Michelín surgen de la idea de aprovechar el producto al máximo. Por una cuestión económica y de respeto al animal.

Pongamos el ejemplo del caviar, uno de los productos más caros del mercado. ¿De dónde sale? Del esturión, ¿verdad? Pues la carne de esturión, en sí, está muy poco valorada. Quique Dacosta se planteó hacer un plato aprovechándolo absolutamente todo de este pez. Hoy en día, es uno de los platos más degustados en su restaurante. Un éxito que, además, le conlleva una gran rentabilidad.

Y es que, como podemos ver, es posible ahorrar y crear platos estupendos con lo que nos sobra de otro plato o con una parte de un animal que no suele utilizarse. Esta es una de las medidas que puedes empezar a aplicar para ahorrar en tu restaurante.Además, existen otras medidas básicas y vitales para evitar gastos extra, como contar con un seguro de comercios de alimentación para estar protegido económicamente y no descuadrar las cuentas mensuales de tu negocio ante cualquier imprevisto que surja.

¿Y tú? ¿Te apuntas al Trash Cooking?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *