¿En qué consiste el trastorno de ansiedad generalizada (TAG)?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Los nervios ocasionales son algo completamente normal. El problema surge cuando escapan a nuestro control y se convierten en un trastorno de ansiedad que afecta a nuestra calidad de vida. De todos los trastornos ansiosos, uno de los más frecuentes es el TAG o trastorno de ansiedad generalizada.

Aunque la ansiedad afecta entre un 3% y un 5% en adultos, todavía hay mucha gente que desconoce en qué consiste el TAG, y no sabe distinguirlo de un episodio esporádico. Por ese motivo, en este artículo repasamos todo lo que hay que saber sobre el TAG, y te explicamos la mejor manera de tratarlo para mantenerlo bajo control.

¿En qué se diferencia el TAG y un episodio esporádico de ansiedad?

En términos generales, el trastorno de ansiedad generalizada consiste en una sensación permanente de nerviosismo y preocupación. Ya sea debido a alguna causa de estrés o a una propensión a desarrollar este trastorno, el TAG es una reacción psicológica y física que nos pone en un estado de alerta constante.

La razón es sencilla: cuando sentimos miedo, nuestro instinto genera una reacción de lucha o huida. Es una respuesta adecuada a un peligro inminente, pero el trauma o el estrés de la vida diaria pueden provocar que nos mantengamos en ese estado más de lo normal.

El TAG se manifiesta de varias formas, entre las cuales están:

  • Una preocupación excesiva y descontrolada, aun siendo consciente de que lo es
  • Problemas para relajarse o concentrarse
  • Cansancio constante acompañado de insomnio
  • Dolores de cabeza
  • Sudor, temblores y tics nerviosos
  • Sensación de asfixia

A menudo se confunde un cuadro de ansiedad con un ataque de pánico. La diferencia entre los dos es que el TAG se caracteriza por ser estable y prolongarse en el tiempo. Por eso, el término “ataque de ansiedad” no es adecuado para describir los ataques de pánico, que aparecen de forma repentina y pueden llegar a confundirse con un ataque al corazón.

Un ataque de pánico tiene síntomas psicológicos y físicos, entre los que destacan el dolor torácico, las náuseas, las palpitaciones y la sensación de asfixia. Suele durar entre 10 minutos y 1 hora, aunque no se puede predecir cuándo se sufrirá uno y cuánto durará.

La asociación del trastorno de ansiedad generlaizada (TAG) con el ataque de pánico se debe a que este último es un síntoma de ansiedad generalizada. En todos los trastornos de ansiedad hay ataques de pánico, pero no se manifiestan con la misma frecuencia o de la misma manera. Una persona con TAG puede sufrir algún ataque de pánico, aunque predomina sobre todo una sensación general de nerviosismo.

¿Cómo tratar la ansiedad generalizada?

Afortunadamente, hay varias formas eficaces de tratar el TAG. Para combatir sus efectos, se suele utilizar una combinación de:

  • Psicoterapia: Para tratar el TAG se suele emplear la terapia cognitiva conductual. Este tratamiento consiste en realizar una serie de ejercicios de control de la ansiedad, diseñados para cambiar la forma como reaccionamos ante situaciones estresantes. Gracias a ellos, el terapeuta nos indica qué hacer ante una crisis de ansiedad para estar preparados cuando tenga lugar.También hay otras formas de terapia eficaces para combatir el TAG. Entre ellas, una de las más comunes es el psicoanálisis, que permite que el paciente averigüe cómo tratar la ansiedad descubriendo los motivos que la han desencadenado.
  • Medicamentos: Junto con la terapia, la psiquiatría suele utilizar medicamentos serotoninérgicos, es decir, que estimulan la producción de serotonina en el cerebro. También es común recetar benzodiacepinas, conocidas como ansiolíticos. Su efecto sedante ayuda a disminuir los efectos de la ansiedad y permiten conciliar el sueño.

Confía en un especialista en salud mental

Lo más importante para tratar el TAG y otros trastornos como el estrés postraumático es confiar en el criterio de un especialista. No es recomendable abandonar el tratamiento muy rápidamente ni autodiagnosticarse. Y sobre todo, automedicarse no es una opción: muchos de los medicamentos mencionados pueden ser muy adictivos, y es fácil desarrollar tolerancia a ellos si no se sigue una pauta determinada por un profesional.

Por suerte, seguros médicos como el seguro de Cosalud bienestar senior de Seguros Catalana Occidente ofrecen asesoramiento psicológico, y permiten acceder a asistencia médica especializada. Contar con la ayuda de un experto en la materia te enseñará cómo disminuir e incluso cómo curar la ansiedad generalizada.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + quince =