Dolor de migraña: Causas, tipos y tratamientos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.9 basado en 8 valoraciones

El dolor de migraña es un problema de salud bastante común. Muchas personas reciben este diagnóstico, y en los casos más intensos puede llegar a ser molesto e incapacitante. En bastantes ocasiones al dolor, le acompañan síntomas como vómitos, náuseas o sensibilidad a la luz.

En este post vamos a hablar sobre qué es, cuáles son las causas más habituales y los tipos de migraña que se pueden encontrar, además de algunos tratamientos para aliviar el dolor, siempre sin olvidar de los consejos e indicaciones de un profesional médico para combatir este tipo de daño.

Causas de la migraña

La migraña es un tipo de cefalea, o dolor de cabeza, que tiene distintos grados de intensidad. Puede aparecer de forma gradual o inmediata y afectar solo una parte de la cabeza o toda. La duración también es variable, de 4 horas a 3 días en los casos más agudos. Este tipo de dolencia es una de las causas de asistencia sanitaria más recurrentes y comunes.

Determinar las causas de la migraña es un tanto complejo, ya que no se conocen al completo. En la actualidad se piensa que hay un desencadenante al que la persona es muy sensible, posiblemente por causas genéticas. Éste activa determinadas estructuras del sistema nervioso que causan el dolor.
Las causas de la migraña son de diversa naturaleza, como:

  • Hormonales
  • Dietéticos
  • Ambientales
  • Psicológicos

Tipos de migraña

A continuación repasaremos algunos de los tipos de migrañas y por qué pueden surgir:

Migraña por estrés

El estrés es una de las causas de la migraña más habituales en la actualidad, de forma directa o indirecta. Por ejemplo, el estrés puede impedir dormir de forma adecuada y activar los centros del dolor.

La migraña por estrés es bastante fácil de comprender, ya que los nervios se desatan en situaciones de extrema presión. Por ello, quienes padecen esta dolencia pueden ver incrementados los episodios en épocas de mucho trabajo o cuando surgen problemas.

Migraña menstrual

La migraña menstrual se debe al descenso de los niveles de estrógenos, que afectan al equilibrio químico del cerebro y se desata el dolor. Puede ir acompañado de otros síntomas como fotosensibilidad, problemas de visión o náuseas. Suele aparecer un par de días antes del período o hasta 2 o 3 días después.

Migraña oftálmica

La migraña oftálmica se suele localizar alrededor de los ojos, aunque también puede aparecer en una sola zona de la cabeza. Las causas varían en función de una reacción a determinados alimentos o fármacos, ansiedad o sensibilidad a la luz.

También se baraja la posibilidad de que se deba a determinadas enfermedades, aunque lo cierto es que se desconoce con exactitud el porqué de las migrañas oculares.

Migraña infantil

Las migrañas afectan a la población infantil mucho más de lo que podemos imaginar.
El origen de la migraña infantil es la inflamación de los músculos del cuello y la cabeza, y pueden desencadenarse por el uso excesivo de pantallas digitales, cambios hormonales, trastornos de la visión o infecciones, entre otras causas.

Migraña cervical

La migraña cervical causa un dolor en la cabeza que se puede extender por el cuello, los hombros y la espalda. Uno de cada 5 diagnósticos de migraña son de este tipo, y suele afectar sobre todo a mujeres de mediana edad.

Tratamientos para la migraña

En la actualidad existen dos tipos de tratamientos para la migraña, unos dirigidos a aliviar los síntomas y otros a su prevención. Es importante destacar que no hay una cura para la migraña, por lo que solo se puede afrontar el dolor y aliviarlo en la medida de lo posible.

Eso sí, antes de seguir cualquier tipo de tratamiento debes acudir a tu médico especialista en este tipo de dolencias para que te dé las indicaciones pertinentes para paliar el dolor de migraña.

Fármacos como el paracetamol y los antiinflamatorios ayudan a paliar los efectos de la migraña cuando aparecen. También se pueden usar medicamentos que combaten el vómito en caso de que exista este síntoma, pero no hay que olvidar que este tipo de medicamentos deben estar prescritos por un profesional.

En el caso de la prevención se han mostrado eficaces los betabloqueantes o algunos antidepresivos. No obstante estos se deben tomar con cautela, y sólo cuando los casos de migraña son recurrentes y muy intensos, además de estar supervisado por especialista médico de confianza.

Mantenerse a oscuras y en un entorno tranquilo, tratar de descansar y relajarse también ayudan a convivir con las migrañas y aliviarlas hasta cierto grado.

Conclusiones

En definitiva, el dolor de migraña es más habitual de lo que parece, aunque no por ello deja de ser un problema de salud bastante importante. Conocerlo y ponerse en manos de un especialista para que lo evalúe, identifique y trate de manera adecuada es la mejor manera de sobrellevarlo mientras no se halle una cura.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − doce =