11 Consejos para ahorrar comprando

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

ahorrar comprando carne, ahorrar comprando comida, ahorrar comprando supermercadoLa cesta de la compra te da una buena oportunidad para gestionar el presupuesto familiar. Sólo es cuestión de que apliques estas sencillas premisas y verás como consigues ahorrar comprando bien. 

  • Acuérdate de hacer una lista con lo que precisas y llévala contigo. Muy a menudo hacemos la lista y la dejamos olvidada en casa. Para que esto no ocurra, te recomendamos que la hagas directamente en el móvil o que la pongas junto a las bolsas o llaves.
  • A medida que se te van acabando los productos anótalos y así no tendrás que perder un buen rato haciendo la lista de la compra.
  • Mírate las ofertas de los distintos folletos que recibes en tu casa, y confecciona los menús de la semana en base a ellas. Comerás variado y ahorrarás comprando comida.
  • A veces, vale la pena diversificar la compra. Hay supermercados que tienen más baratos los productos de limpieza y los hay que ofrecen una mejor relación de calidad/precio, por ejemplo, en los lácticos. Planifícate para ir a ambos y elegir lo mejor de cada uno.
  • Compra semanalmente. Mensualmente es difícil planificar y a diario es una pérdida de tiempo y dinero ya que muchas veces por las prisas compras cosas más caras.
  • Cuando estés en el supermercado, agáchate a mirar los precios de los productos. Los más baratos no suelen estar situados en la parte central de las estanterías. ¡Ahorrar comprando en un supermercado tiene sus trucos!
  • Compra marcas blancas o genéricos, muchas veces primeras marcas los producen para ciertas cadenas de alimentación, se trata del mismo producto pero más barato, ya que el supermercado hace una compra mucho mayor, lo que le permite ser más competitivo en precios.
  • Fíjate en el precio por kilo o unidad. Verás como los envases engañan y donde crees que hay más producto, a veces es donde hay menos.
  • Utiliza los cupones o los descuentos de cada tienda. Te llevarás una grata sorpresa pasando por caja.
  • Compra al por mayor lo que puedas, sobre todo alimentos cuya caducidad es longeva como pasta, arroz, azúcar, latas, etc. sólo tienes que tener en cuenta el espacio que te ocupará en la despensa.
  • Por último, un gran aliado es un pequeño congelador Te permitirá ahorrar comprando carne o pescado cuando esté realmente al mejor precio y al congelarla podrás planificarte mucho mejor el día a día.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 thoughts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + dieciocho =