Pros y contras de financiar tus compras

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.2 basado en 6 valoraciones

comprar a plazos 

A la hora de comprar un producto, en especial aquellos de cierto valor, uno puede verse en la tesitura de tener que escoger entre financiar su compra o pagar al contado. ¿Qué es más recomendable? Dependerá, en primer lugar, de la liquidez de la que dispongas, pero también de otros aspectos como: tu intención de inversión y endeudamiento, las condiciones que te ofrezcan para financiar el producto, etc. Aquí te explicaremos las ventajas y desventajas de la financiación de compras, atendiendo a la situación personal de cada persona y en diferentes momentos.  

Ventajas de la financiación de compras

  • Mejor planificación de gastos

  • Realizar una inversión poco a poco, y no al contado, permite evitar el estrés que supone tener que reestructurar, drásticamente, el presupuesto mensual, ya sea a corto o medio plazo. Por ello, es recomendable anticiparse a esta situación, y realizar una ligera reestructuración previa. De esta manera, podrás pagar la financiación a plazos y sin problemas. Si tienes ahorros, no tendrás complicaciones. En este sentido, recomendamos utilizar alguna de las múltiples apps de ahorro que existen hoy en día.   

  • Ayuda para la construcción de un patrimonio

  • Si estás pensando en la construcción de un patrimonio, pero no dispones de mucha liquidez en tus cuentas, necesitarás buenas condiciones de financiación en tu compra; pues, no te conviene una descapitalización tan súbita. Es más, si necesitas mantener estable tu flujo mensual de dinero, esta opción será incluso más recomendable. De esta manera, no detendrás tu capacidad de inversión en ningún momento. 

  • Una buena opción para situaciones de emergencia

  • En ocasiones, es necesario contar con una cantidad elevada de dinero y de forma urgente, por ejemplo, para comprar un producto imprescindible en tu día a día que se ha estropeado: una nevera, un ordenador, etc. Ahora bien, puede que no siempre dispongas de la liquidez suficiente como para comprarlo de inmediato. ¿Te ha ocurrido alguna vez? Para situaciones como esta, la financiación de las compras puede ser una herramienta perfecta o, incluso, la única opción. 

  • Ejercitar tu capacidad de endeudamiento

  • En definitiva, obtener una financiación para compras implica tener una deuda. Por eso mismo es muy importante saber vivir con una deuda; tanto como invertir. Teniendo esto en cuenta, saber elegir una financiación con buenas condiciones y bajos intereses será muy beneficioso para ti. Además, esto te permitirá fortalecer tu historial crediticio; algo fundamental para conseguir futuros préstamos y otras fuentes de financiación.  

  • Financiación sin intereses

  • Tal y como se ha comentado en el punto anterior, estar bien informado sobre los diferentes tipos de financiamiento es básico para acertar en tu elección y, por ende, para que la financiación de una compra se traduzca en beneficios para el comprador. Es importante destacar que, por un lado, muchas compañías ofrecen la financiación sin intereses al comprar un gran número de sus productos; en otros casos, permiten reducir los plazos y los intereses si se adelanta algún pago. 
    En general, la financiación de compras es una buena herramienta si se sabe utilizar con inteligencia. Al igual que una deuda o una inversión, hay que escoger una buena estrategia y saber planificarla. En el caso contrario, puedes llegar a encontrarte con situaciones ciertamente desfavorables. 

Aspectos desfavorables

Los aspectos desfavorables tienen que ver con la carga emocional y económica que te pueda suponer el endeudamiento de tu compra. Es entonces cuando cada cual deberá decidir si seguir hacia adelante o no, en base a lo que pueda asumir. Al final, beneficiarse o no de las ventajas que supone esta opción dependerá de la situación de cada uno.  

Si el producto que necesitas no es de mucho valor y tienes liquidez de sobra, posiblemente te compensará realizar una compra al contado. Por ejemplo, si necesitas un electrodoméstico o mueble para tu hogar no es aconsejable optar por un financiamiento, salvo que sea sin intereses; en ese caso, la elección depende de cada uno.  

Otras alternativas

Cuando se trata de bienes de mucho valor, como un inmueble, debes tener en cuenta productos que permitan desgravaciones fiscales y deducciones de impuestos, de los cuales no te beneficiarás si pagas al contado; por ejemplo, un crédito hipotecario y otras alternativas de financiación como un  seguro de ahorro universal. Este te permitirá ahorrar de forma creciente en función de tus posibilidades, siempre disponiendo de la máxima flexibilidad y liquidez.  

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =