Las ventajas fiscales de los planes de pensiones

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Ahorra a largo plazo con los planes de pensiones

 

 

Además de una ayuda económica para la jubilación, la fiscalidad de los planes de pensiones es un apoyo e incentivo para el ahorro a largo plazo. Su ventaja principal es que las aportaciones están sujetas a desgravaciones, que se pueden deducir de la base imponible de la Declaración de la Renta, reduciendo de esta forma los impuestos a pagar, o incrementado el importe de devolución de Hacienda.

Con estas aportaciones se puede bajar del tramo del IRPF, aplicando otro tipo de gravamen de tipo marginal. Así, si uno aporta a planes de pensiones o de previsión asegurados, al declarar la renta, Hacienda devuelve parte del dinero.

¿Cuánto se puede aportar a un plan de pensiones?

La aportación anual está limitada, tanto en términos financieros como fiscales. Con la reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero de 2015 se ha recortado la aportación máxima con derecho a reducción fiscal hasta los 8.000 euros, sin importar la edad del contribuyente.

¿En qué caso se puede recuperar el plan de pensiones?

Las aportaciones hechas en los planes de pensiones se destinan principalmente a la jubilación, pudiéndose hacer efectivas en el caso de incapacidad, fallecimiento y dependencia. Existen ciertas situaciones excepcionales en las que el partícipe tendrá la posibilidad de adelantar el cobro en una o varias cuotas: En caso de enfermedad grave y desempleo de larga duración.

Además con las modificaciones elaboradas en la Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, se podrá disponer de los derechos consolidados correspondientes a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad (pendiente de desarrollo normativo).

¿Cómo tributan los planes de pensiones?

Independientemente de la razón que te lleve a rescatar el dinero de tu plan de pensiones, a la hora de tributarse en la Declaración, se considera como rendimiento de trabajo, sin importar la manera de cobro, en forma de capital, de renta o mixta.

En el caso de efectuar el reclamo por fallecimiento, el beneficiario de dicha cantidad económica estipulada en el plan de pensiones no es víctima del Impuesto de Sucesiones, pero tiene la obligación de tributar por el importe recibido en su Declaración de la Renta.

La clave del éxito y la tranquilidad es contar con un buen plan

Para conseguir la mejor reducción fiscal gracias a tu plan de ahorro, es aconsejable calcular el importe que se quiere aportar al plan de pensiones cada año, puesto que cuanto mayor es la cifra, mayor será la reducción de la base imponible.

En Seguros Catalana Occidente, con nuestros planes de pensiones ponemos a tu disposición una amplia gama de planes de pensiones, flexibles y adaptables, que te permitirán construir un ahorro para tu jubilación con una excelente fiscalidad.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?