Tener pólipos en la vesícula. ¿Puede ser grave?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Pólipos en la vesícula

Cuando vamos al médico para una revisión y nos detecta algo que no esperamos, es normal que surjan dudas sobre la gravedad que pueda tener. Una de estas cosas son los pólipos en la vesícula, de los que hablaremos en este artículo para tu información.

Pólipos en la vesícula: qué son y cuáles son sus síntomas

Los pólipos son crecimientos anormales de tejido que se forman a partir de la mucosa que hay en el revestimiento interior de la vesícula, sobresaliendo de esta.

Los síntomas de la poliposis vesicular no suelen ser evidentes, y por eso a menudo solo se localizan cuando se hacen otras pruebas. Si hay algún síntoma, se debe a que en la vesícula los pólipos tienen cierto tamaño, y pueden causar molestias, dolor en el lado derecho del abdomen u obstrucción intestinal. También se puede producir un cólico o ataque ácido, aunque es menos frecuente.

Preguntas frecuentes sobre la poliposis vesicular

¿Qué hacer si tengo pólipos en la vesícula? ¿Se trata de un problema grave? ¿Qué posibilidades hay de que sea un cáncer si hay en la vesícula pólipos?

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes cuando se detecta a alguien en la vesícula pólipos. Veamos cuáles son sus respuestas.

Pólipos en la vesícula, ¿es grave?

La primera cuestión que surge cuando se detectan pólipos vesiculares es si se trata de algo grave. La buena noticia es que la mayoría de ocasiones no presentan gravedad, y los pólipos son benignos.

La gravedad de los pólipos en la vesícula a menudo se determina por su tamaño, ya que los más pequeños no suelen tener el riesgo de ser cancerosos, mientras que los de mayor tamaño pueden ser más peligrosos.

En cualquier caso, lo más probable es que el médico recomiende hacer un seguimiento para identificar algún cambio que indique un tumor.

Pólipos en la vesícula y molestias, ¿a qué se deben?

Cuando hay pólipos en la vesícula y molestias, suele deberse a que el tamaño de estos es relativamente importante. Las causas por las que aparecen son diversas, y aún no se tiene una lista concreta de motivos por los que pueden aparecer. Aunque sí se conoce un componente genético que causa que haya personas con mayor posibilidad de tener pólipos, por lo que es probable que si en tu familia hay antecedentes, el médico te recomiende hacer pruebas y un seguimiento habitual para la detección precoz.

Qué hacer si tengo pólipos en la vesícula

En caso de que tengas poliposis vesicular, tu médico te indicará el tratamiento que necesitarás. En la mayoría de los casos puede que solo haga falta someterse a revisiones periódicas para comprobar que no hay cambios.

Si el pólipo es grande, o si este empieza a crecer, lo normal es que se recomiende extirparlo, o practicar una colecistectomía, que consiste en una intervención quirúrgica para eliminar la vesícula.

En cualquier caso, lo más importante es ponerte en manos de tu especialista para que sea quien determine la mejor manera de eliminar los pólipos en la vesícula.

Las revisiones ayudan a prevenir

Para prevenir que haya en la vesícula pólipos, al igual que otros problemas que no suelen mostrar síntomas en su fase inicial, es muy recomendable someterse a revisiones periódicas para comprobar que todo va bien. De hecho, si tienes antecedentes familiares, es muy importante que te sometas a revisiones específicas para detectar pólipos y tenerlos bajo control.

Con tu seguro de asistencia sanitaria de Seguros Catalana Occidente, puedes acceder a servicios como la cobertura de prevención, con programas preventivos de varios tipos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =