Nutrición y salud
beneficios de la remolacha roja

12 beneficios de la remolacha roja

Índice de contenidos

En los últimos años han aparecido muchas “dietas milagro” que prometen pérdidas de peso en tiempo récord. Si alguna vez has curioseado al respecto, seguro que has encontrado mucha información. Existe por ejemplo, una dieta que asegura aprovechar los beneficios de la remolacha roja para adelgazar.

Ahora bien, ¿son realmente eficientes estas opciones para alcanzar el peso deseado? La verdad es que nunca deberías hacer una dieta sin supervisión médica estricta. Hoy en día cuentas con expertos en nutrición, dietética, etc. que te orientarán y ayudarán a diseñar menús que no pongan en riesgo tu salud.

En cualquier caso, y dado que al comienzo del artículo hablábamos sobre  la dieta de la remolacha roja vamos a ver qué hay de cierto en ella. Lejos de dietas y demás, sí es cierto que esta es una raíz y hortaliza con claros beneficios saludables para la salud del ser humano, por lo que, si la introduces en tus menús, podrás complementar tus comidas de forma positiva.

Las propiedades de la remolacha roja  

También conocida como betabel, la remolacha roja es una raíz que se puede comer, y que, de hecho, deberías comer. Su aporte de nutrientes y de propiedades positivas es enorme, así como sus beneficios.

Al ingerir esta hortaliza, nuestro cuerpo recibe una cantidad elevada de carbohidratos y fibra, una dosis moderada de agua y proteínas, y una ración baja de calorías y grasas. Y a ello hemos de sumar un alto contenido en potasio, hierro, sodio, fósforo, calcio, magnesio, ácido fólico, zinc, L-arginina y vitamina A, B, C y E.

Los beneficios de la remolacha roja

Se asocian efectos antioxidantes, depurativos, digestivos, de refuerzo del sistema inmunitario y reguladores del colesterol. De hecho, cada vez son más los médicos que la aconsejan para tratar trastornos anémicos o sanguíneos. Es común que pediatras y especialistas en embarazos la recomienden para mujeres que esperan un niño o para los pequeños, entre otros, por su alto contenido en ácido fólico.

Dicho esto, podríamos decir que sus principales beneficios son:

  • Disminución de la presión arterial: gracias a su contenido en L-arginina, reduce la tensión arterial y aumenta la ingesta de nitritos, lo que promueve una función relajante y vasodilatadora gracias al óxido nítrico en que se convierte la citada L-arginina.
  • Fortalecimiento del sistema inmunitario: se debe a su alto contenido en vitamina A y C, así como por sus aportes de zinc.
  • Mejora del rendimiento físico: al relajar los vasos sanguíneos, favorece que los nutrientes lleguen bien a los músculos.
  • Combate de la anemia: se debe a su alto contenido vitamínico y a sus aportes de hierro.
  • Protección del sistema nervioso: gracias a su riqueza en vitaminas B1 y B2.
  • Mantenimiento de la salud muscular: gracias a su contenido en calcio y potasio, que cuidan del bienestar de las fibras musculares.
  • Prevención del envejecimiento precoz: sus elevados niveles de vitaminas A y C actúan como antioxidantes protectores del daño oxidativo que provocan los radicales libres.
  • Control del colesterol: protege el corazón y mantiene estables los niveles de grasa en sangre gracias a su aporte en fibras.
  • Mantenimiento de la salud ocular: previene las cataratas debido a su contenido en vitamina A.
  • Prevención de afecciones cancerígenas: es rica en un antioxidante llamado betalaína, que, junto con las vitaminas A y C, actúan como antiinflamatorios. De ahí que sean útiles en prevenir la aparición de células cancerígenas en vejiga, colon, hígado y mamas.
  • Prevención de problemas hepáticos: sus antioxidantes promueven el buen estado de las células del hígado.
  • Regulación del tránsito intestinal: su efecto diurético gracias a su alto contenido en fibras ayuda a un tránsito intestinal adecuado.  

La remolacha roja, fuente de vida saludable

Recuerda, antes de concluir, que para disfrutar de estos 12 beneficios de la remolacha roja conviene que la consumas cruda; hervida, pero con piel; en zumo; o asada y dejándola que se cocine hasta que esté bien tierna.

Escribe un comentario