Nutrición y salud
beneficios de las fresas

¿Conoces todos los beneficios de las fresas? Añádelas a tu dieta diaria

Índice de contenidos

Los beneficios de las fresas para tu salud

¿A quién no le gustan las fresas? Las fresas es una de las frutas más sabrosas y valoradas en la gastronomía, pero pocas veces pensamos en sus propiedades saludables al comerlas, ¿no es cierto? Sin embargo, si conociéramos todos los beneficios de las fresas para nuestro organismo, sin duda nos animaríamos aún más a introducirlas en nuestra dieta. Por ello,  a continuación te contamos más sobre las propiedades de las fresas, ¡y te damos algunas ideas sobre cómo prepararlas!

Las propiedades de las fresas y sus beneficios

Aparte de una fruta deliciosa y de un color fascinante, son muchas las propiedades de las fresas. Aquí puedes conocer algunos de los beneficios de las fresas:

  • Contienen pocas calorías, solo entre 30 y 35 por cada 100 gramos. Por lo tanto, son perfectas para las dietas en las que se busca bajar peso.
  • Contienen antocianinas, las cuales son pigmentos que ayudan a reducir el colesterol y el riesgo de sufrir hipertensión.
  • Son muy ricas en agua, vitaminas, antioxidantes, potasio y calcio. Por lo tanto, tienen importantes propiedades hidratantes.
  • Son ricas en vitaminas, especialmente la C. Esto se traduce en que nos aportan las defensas necesarias para hacer frente a resfriados y a otros virus, además de son un excelente antiinflamatorio natural.
  • Tienen una gran cantidad de fibra, por lo que ayudan a combatir el estreñimiento.
  • Nos ponen de mejor humor, ya que cuentan con vitamina B1, que es conocida como la vitamina del ánimo.
  • Protegen e hidratan la piel y el cabello, ya que se mantienen en mejores condiciones gracias a su alto contenido en Omega-3, magnesio y cobre.
  • Contienen flavonoides y fenoles, por lo que nos ayudan a mantener el cerebro en buenas condiciones y a frenar el envejecimiento de las células.
  • Ayudan a la salud ósea gracias a su alta cantidad de magnesio, potasio y vitamina K.

Cómo preparar las fresas

Los beneficios de fresas se obtienen con tan solo llevarse alguna a la boca. ¡Está riquísimas y son adictivas! Sin embargo, su color, sabor y textura única hacen que esta fruta sea adecuada para preparar numerosas recetas dulces y saladas, más allá de las tradicionales fresas con nata. Asimismo, el sabor especial de las fresas las convierte en el elemento innovador de diversas salsas y aderezos, como vinagretas y salsas de carne.

Podemos incorporar las fresas al desayuno combinándolas con cereales, yogur e incluso leche desnatada o bebidas vegetales. Y... ¿por qué no añadirlas al tradicional zumo de naranja para darle un sabor especial? Sin duda, las propiedades de las fresas son muy aprovechadas en desayunos y meriendas. Pero hay más...

Hay que tener en cuenta que la fresa no es muy dulce, por lo que también encaja en platos salados, como el pollo o el pescado. Asimismo, combinada con manzana, le da un toque exótico y muy sabroso a una ensalada tradicional. Finalmente, por supuesto, no podemos olvidarnos de las fresas como ingrediente de infinidad de postres: cupcakes, bavarois, helados y tartas son un delicioso final para una comida de lujo, ¿no crees?

En definitiva, son muchos los beneficios de las fresas, por lo que es importante incluirlas en nuestra dieta diaria. Ya sabes que hay muchas maneras de prepararlas: con cereales, yogur, leche o bebida vegetal, en batidos, helados, tartas, salsas y aderezos, ensaladas, etc. 

Sin embargo, a la hora de tener una alimentación saludable, la clave está en tener una dieta rica y variada: frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pasta (a ser posible integral), carne, pescado, huevos, aceite de oliva virgen... Y, por supuesto, ¡no te olvides de practicar ejercicio de manera regular!

Escribe un comentario