Nutrición y salud
comer sano Navidad

Consejos para comer sano en Navidad

Índice de contenidos

La Navidad es una época de celebraciones constantes con familiares y amigos. Durante todas estas fiestas y reuniones, las mesas están llenas de grandes platos y dulces, por lo que es fácil que acabemos cayendo en la tentación y comamos más de la cuenta. Y aunque podemos darnos algún que otro capricho, es importante que aprendamos a comer sano en Navidad.

Tomar los platos y postres típicos de la Navidad no tiene por qué afectar a nuestra salud, siempre que sepamos equilibrar los menús de todas las celebraciones y tengamos la fuerza de voluntad necesaria para no excedernos en las calorías que vamos a ingerir finalmente. En este artículo te contamos algunas claves para conseguir como sano en Navidad. 

Cómo comer sano en Navidad

Comer sano en Navidad no es tan imposible como parece. Saltarse algunas de esas comidas y cenas festivas no parece una opción, pero sí optar por menús equilibrados y limitarse a tomar un dulce o dos, pero no caer en la tentación de comer sin parar. Hacer el resto de comidas más ligeras y practicar algo de ejercicio también nos ayudarán a estar sanos y en forma durante las fiestas navideñas. 

Menús equilibrados

La clave para comer sano en Navidad radica en diseñar menús equilibrados y bien balanceados desde el mismo momento de la compra. Comprar dulces y licores en exceso y preparar grandes banquetes de carne y pescado no es la mejor opción para disfrutar de las fiestas navideñas y a la vez tener una dieta sana.

De hecho, la moderación debe ser nuestra máxima en la mesa de Navidad. Esto no significa que tengamos que renunciar a los dulces y postres típicos de estas fechas, pero sí que debemos limitar las cantidades que ingerimos y procurar tomarlos solo en las ocasiones más especiales. Si tenemos antojo de comer algo entre comidas, siempre es mejor que optemos por una deliciosa fruta que, además, nos aportará vitaminas.

También es recomendable optar por sopas ligeras u hortalizas como entrante de las grandes comidas navideñas para de esta manera reducir las calorías del ágape. Por supuesto, también debemos controlar el plato principal. Escoger carnes blancas y pescados nos permitirá disfrutar de una comida de Navidad con las mínimas grasas posibles y que, además, nos resultará más fácil de digerir.

Igualmente, puede ayudarnos a comer sano en Navidad incorporar tés e infusiones en el menú, pues son bebidas digestivas que nos ayudan contra los dolores de estómago. Estas bebidas nos reconfortarán del frío invernal, mejorarán nuestras defensas y nos ayudarán a tener una buena digestión. No pueden faltar en casa en estas fechas la manzanilla, la menta y el anís.

Aplicar todos estos consejos nos ayudará a comer sano en Navidad, pero no podemos olvidar que estas comidas y cenas especiales tienen lugar solamente en unos días en concreto. Por lo tanto, cuidar nuestra alimentación y la ingesta de alcohol el resto de días es esencial para mejorar nuestra salud. Claro que tampoco podemos olvidarnos de hacer ejercicio de manera regular, incluso durante la época navideña, pues nos ayudará a mantenernos en forma y a no sentirnos pesados durante semanas. 

Escribe un comentario