Nutrición y salud
crudiveganos

Crudivegano: qué es, beneficios y riesgos

Índice de contenidos

El crudiveganismo es una dieta popular considerada una rama del veganismo que, al igual que este, excluye los alimentos de origen animal de la dieta. Pero, además de consumir solo vegetales, los alimentos se consumen totalmente crudos o sin calentar por encima de 47 °C. 

Y es que, al no cocinar los alimentos, estos conservan gran cantidad de vitaminas y minerales que suelen perderse durante el proceso de cocción. Te contamos todo sobre el crudiveganismo, desde en qué consiste este tipo de alimentación, sus beneficios y los riesgos que puede ocasionar esta dieta si no se realiza de manera correcta.

Qué es el crudiveganismo

El crudiveganismo es una dieta 100% vegetal en la que los alimentos se consumen crudos. Cada persona puede decidir si los come totalmente crudos o calentados a temperaturas bajas, que no deben superar los 47 °C. 

Los alimentos que se pueden consumir son legumbres, cereales, frutas, verduras, frutos secos y semillas, es decir, igual que el veganismo, pero con preparación diferente. En esta dieta están prohibidos los alimentos procesados, ya que los crudiveganos son defensores de ingerirlos en su estado natural para mantener toda la energía y no eliminar sus enzimas.

Beneficios de ser crudivegano

Los crudiveganos obtienen la mayoría de las grasas de su alimentación de nueces, aguacates o semillas, por lo tanto, es una dieta baja en grasas saturadas

Al no haber cocción es posible evitar la desnaturalización, ya que al cocinar los alimentos, especialmente verduras, frutas y hortalizas, se eliminan una gran cantidad de micronutrientes como los minerales y vitaminas. Aunque es importante resaltar que existen algunos vegetales que potencian sus beneficios al ser cocinados como las espinacas, champiñones, zanahorias, espárragos o los tomates.

Se caracteriza por ser una dieta muy saciante gracias a tener grandes cantidades de fibra. Es importante tener este punto en cuenta, porque puede convertirse en un aspecto negativo: al sentirnos saciados podemos no consumir calorías suficientes.

Además, está basada en la eliminación de aditivos dañinos para el organismo, es por ello que en la dieta crudivegana, solo se consumen alimentos orgánicos libres de pesticidas y químicos. 

Riesgos de una dieta crudivegana

A pesar de sus beneficios, seguir una alimentación crudivegana implica riesgos para la salud, especialmente si no se realiza de la manera correcta y no se consume la cantidad de proteínas y nutrientes que el organismo necesita. 

Entre las enfermedades más comunes padecidas entre los crudiveganos encontramos la anemia, debido a no consumir suficiente B12; músculos y huesos débiles por la falta de calcio y vitamina D, caries provocadas por alimentos como los cítricos y bayas, muy habituales en este tipo de dietas, así como cambios en la menstruación. 

Además, una alimentación crudivegana es alta en fibra y un consumo excesivo de esta puede causar problemas como gases o hinchazón. Consumir verduras crudas y semillas puede ocasionar la aparición de algunas enfermedades infecciosas si no se tratan con cuidado o si provienen de zonas de cultivos contaminados por productos de ganadería.

Si quieres ser crudivegano, es importante que te informes bien y planifiques con antelación la alimentación a seguir para evitar el riesgo de no obtener los nutrientes que tu cuerpo necesita. Lo recomendable es acudir a un especialista en nutrición para que te ayude a seguir una dieta crudivegana adaptada a tus necesidades nutricionales personales.

Escribe un comentario