Nutrición y salud
sucralosa y diabetes

¿Es recomendable la sucralosa para la diabetes?

Índice de contenidos

La sucralosa es un edulcorante artificial no nutritivo, considerada una sustancia 600 veces más dulce que la sacarosa (azúcar blanco). La principal ventaja es que no aporta apenas calorías porque solo se absorbe intestinalmente una pequeña parte. Además, tiene la característica de que con consumir una baja porción es posible conseguir el efecto dulce que se busca.

Estas características la han convertido en uno de los edulcorantes más recomendados y populares para las personas con diabetes. Descubre por qué la sucralosa es uno de los mejores aliados para los diabéticos.

¿Cuál es la diferencia entre los edulcorantes artificiales y naturales?

Los edulcorantes naturales son aquellos que no han pasado por un proceso de síntesis química durante su elaboración. Son sustitutos del azúcar que suelen ser opciones más saludables que el azúcar, pero incluso estos suelen tener un proceso de elaboración y refinación. Entre los edulcorantes naturales, los más populares son la sacarosa, el azúcar de mesa o común y la glucosa, pero también se pueden añadir otros derivados como la miel, el jarabe de arce y los zumos de frutas.

Por otro lado, los edulcorantes artificiales son sustitutos sintéticos del azúcar, pero estos pueden derivar de sustancias naturales como el mismo azúcar o determinadas hierbas. Tienen una característica principal y es que destacan por no añadir calorías al plan de alimentación. En este tipo destacan la sucralosa, la sacarina o stevia.  

Una de sus principales diferencias, aparte de las ya mencionadas, es que solo es necesaria una porción más pequeña de edulcorante artificial en comparación con la cantidad del natural que normalmente se usaría para endulzar.

Sucralosa y diabetes: ¿es un edulcorante recomendable?

Controlar la alimentación de los diabéticos es esencial por la relación de la enfermedad con la glucosa en sangre, cuyo origen está muy relacionado con la alimentación, por esta razón, mantener estables los niveles de azúcar prevendrá la aparición de determinadas complicaciones, como los problemas renales o cardiovasculares.

La recomendación médica más importante es evitar el consumo excesivo de azúcar. Esto hace muchos los pacientes se preguntan cuál es el mejor edulcorante para los diabéticos.

La sucralosa es uno de los más populares y recomendados entre los nutricionistas y endocrinos, ya que existen varios estudios que confirman que no provoca riesgos en la salud para las personas con diabetes. De hecho, este edulcorante natural está incluido en la última guía realizada por la OMS sobre el uso de edulcorantes sin azúcar.

Este edulcorante es el más recomendado para los diabéticos porque proporciona un sabor dulce 600 veces superior al azúcar, pero sin incrementar las calorías ni los niveles de glucosa o insulina sanguíneos. 

Sin embargo, es relevante destacar que el consumo elevado y abusivo de edulcorantes artificiales como la sucralosa en personas sanas puede incrementar los niveles de insulina en la sangre y de glucosa, provocando efectos sobre las bacterias intestinales y promoviendo otras nocivas asociadas con la salud digestiva.

Por todo esto los expertos recomiendan a los diabéticos que consuman sucralosa como sustitutivo del azúcar, si eres diabético y tienes dudas sobre el empleo y cantidad en tu dieta, lo mejor es que te pongas en contacto con tu endocrino o nutricionista para que te haga un seguimiento y te las resuelva.

Escribe un comentario